SIEMPRE CADA ENCUENTRO, PARECE EL PRIMERO.

No es casualidad que tú y yo nos encontremos. No es casual, ¿los dos buscamos eso, eso, eso, eso? La verdad, no lo sé. Destino, hado, suerte, pero el otro día, sin querer queriendo, encontré a una de mis amigas del cole en el msn. La ex señorita me agregó y después de tenerme media hora en ascuas intentando averiguar quién era, me dice: "Soy tu amiga secreta de la prom". Hijoles, ¡cómo si me acordara de esos juegos! Pucha, tengo buena memoria, ¡pero tampoco abusen! La cuestión es que esta vez no fue casualidad el encuentro, pues ella se pirateó mi msn por ahí para ubicarme.

Después del saludo inicial y el clásico rompe-hielo, hablamos cuatro cosas e hicimos catching up de todo lo que nos ha pasado desde esa fecha hasta hoy. La comadre es un chiste y hasta la vi por webcam (¡ay la tecnología!). Está igualita, y ella dice que yo tb. Yo le creo, ella tampoco.

La cuestión es que me hizo recordar los viejos tiempos, los profes, y hasta el amor en los tiempos del cole. Yo fui su amiga secreta de fin de año y mi seudónimo era Tg 45º, aunque no sé si porque la trigonometría me tenía harta o porque me vacilaba harto. Cosas que en el cielo recordaré. Sólo sé que la pasabamos bien, nos reíamos de todo… En esa época escolar, yo me alucinaba Geri de las Spice Girls (búrlense, al menos tengo el valor de decirlo), y tenía a mi banda completa. Soñábamos con actuar en los festivales del cole, pero con tanto degenerado invitado era imposible. Nos conformábamos con aprendernos todas las letras de las Spice, de Oasis, de Aerosmith y Jamiroquai, que por la época me traía loquita. Recuerdo que me grababa todos sus videos, y en complicidad con Sporty Spice editábamos todo el material y hacíamos nuestro compilado musical. Planeábamos nuestro propio programa, que iba a dejar chiquito a Conexión de MTV porque éramos más lindas que Arturo (aunque, en secreto, también me parecía buenote!). Ah, tiempos aquellos…

La banda femenina se desintegró no bien terminamos las clases. Cada una fue a una universidad diferente, con carreras distintas y otras crisis existenciales. No nos volvimos a juntar. Posh nunca consiguió a un Beckam como en la vida real. Las cosas nunca fueron las mismas. Al menos, el recuerdo es grato. Y lo prefiero así, sin más ni más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s