POR TELÉFONO NO.

Ayer, mientras oía misa en una parroquia de Lince, presencié a un padre muy airado por un reportaje que será emitido por Canal 5 sobre la confesión por internet. Él, a nombre de la iglesia, exhortaba a todos los presentes a “no dejarse llevar por las cosas que se dicen por ahí, pues la Iglesia, de la que formo parte, no avala este tipo de prácticas. Es necesario que la persona y el sacerdote esten presentes durante la confesión, así que por teléfono no, ni por internet, mucho menos por carta”.

Esto me hizo acordar a esa salsa muy de moda: “por teléfono no, no no no, no, ¡qué va!”.

Entonces, ¿confesarse por internet es válido?



¿Cambiar esto (izq.) por esto (der.)?
¿Y dónde queda la magia?
¡No way!

EN VIVO Y EN DIRECTO. (Tomado del diario “El Navegante”).

Los pecadores podrán desahogar sus culpas en un confesionario cibernético que invita a los visitantes a describir sus pecados «en el espacio disponible» y a hacer las paces con Dios, según una información publicada ayer en el rotativo londinense The Daily Telegraph.

El sitio web, lanzado por la emisora de radio británica del grupo Premier, promete una confesión confidencial, al decir que «esto es entre tú y Dios, y tu intimidad es absolutamente respetada», informa la agencia DPA. La página, denominada El Confesor, incluye citas bíblicas y plegarias, pero no hay interacción con sacerdote alguno, y lo que el visitante escriba se borra una vez que concluye la confesión. Sus pecados no se archivan ni se transmiten por Internet. Además, El Confesor tampoco impone penitencia.

No se trata, pues, de una imitación del encuentro que tiene lugar entre un creyente católico y un sacerdote, habitualmente en un confesionario, para llevar a cabo lo que la Iglesia católica, en su acepción moderna, denomina “el sacramento de la reconciliación”. Un portavoz eclesial ha declarado al diario que «esto no es lo que los católicos entienden por la confesión, que no puede hacerse por teléfono, ni por correo electrónico, ni con un intermediario».

La emisora se precia de ser la única que agrupa a varias confesiones (denominations) cristianas en el Reino Unido, y afirma que su audiencia potencial está formada, entre otros colectivos, por aquellas personas que “creen en Dios y sienten afinidad con los valores cristianos, pero no van a la Iglesia regularmente o no han ido nunca“.

NO ES IGUAL, NO ES LO MISMO.

¿A ti te daría lo mismo casarte por telefono, celebrar un aniversario mediante una carta, o disfrutar de un megaconcierto a través de una ventanita de internet? No es lo mismo ser que estar, no es lo mismo estar que quedarse, ¡qué va!

Lo que sí se puede, y eso que quede claro, es confesarse entregándole al sacerdote una lista con todos los pecados (si es que hay mucho roche de por medio). No problem. La voz es que los dos estén ahí. “Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado”, como decia aquel grupo noventero “Seguridad Social”.

Por más que en internet se pueda hacer de todo, ¿todo en la vida tiene que ser virtual? ¡Qué aburrido!

Las cosas son más cheveres en vivo y en directo, ¿o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s