POR LA PLACA MADRE.

(Desde el exilio y más acá).

Cuando desperté, el escalofrío todavía estaba allí.

¿Nunca te ha pasado que te levantas porque crees estar muerta? ¿Porque sientes, sin saber por qué, la sensación de haber dejado este mundo aún cuando ves que todo lo demás sigue estando aquí, a tu lado? ¿Nunca? Bueno pues, siempre hay una primera vez.

Llevaba puesta una pijama afranelada y unas medias hasta arriba, unas ‘panty’ verde. Me cubrían una sábana blanca, una frazada y dos colchas. Aún así, tenía los pies congelados, y las manos también. El frío era tal que me creí muerta: intuí que sólo así de helada puede estar una persona luego de haber pasado a mejor vida. Sonó el teléfono y, no sé si de mi letargo o de mi entrada al más allá, pero esa llamada me salvó. Fue como si una ventana se abriera, fue como el sol penetrando en mis venas, fue de repente morir y volver a vivir.

Al colgar, el escalofrío todavía estaba allí.

Ya eran las 7 de la mañana y tenía que venir al diario. Y no quería. Deseaba más que nadie reportarme enferma, inventar que estaba atravesando por la sétima morada o que estaba así de descubrir la verdad sobre los vivos y los muertos, pero no pude hacerlo. Me había acostado a las 5 a.m., quería dormir, ¡demonios!

Mientras me vestía, el escalofrío todavía estaba allí.

Moví la cabeza con frenesí, quería pensar que seguía viva. Sólo así recordé: oh, ¿hace cuanto tiempo no posteo? ¡Esto es digno de un post! Y comprobé, vaya que lo comprobé, que al pensar qué color de zapatillas combina con un sweater beige, que me tendría que poner otras medias hasta arriba y guantes para quitarme el horrible frío de manos y pies, y que mi blog anda desactualizado -es más, que existía un blog mío-, que no podía estar muerta.

Cuando ya me iba, el escalofrío, ¿todavía estaba allí?

Ya ni me acuerdo. Sólo sé que fue un pretexto, razón, motivo y circunstancia para volver a las andadas. Gracias escalofrío y gracias Monterroso, porque tu fascinante cuento me inspiró para este post.

Al terminar el día, el escalofrío ya no estaba allí. Pero las ganas de postear volvieron (yeah!).

Motivo por el que dejé de postear: por la placa madre de mi PC. Estaba en otra, bueno, sigue. Prende cuando quiere, a veces sí, a veces no (ya está como Julio Iglesias). ¿Y mis 14 GB? No me digan nada, ya lo sabía, que nuestro romance acabaría…

Otro motivo por el que cuando podía hacerlo, arrugué: no quise (des) motivar tu vida. No tenía ganas, no me provocaba postear lo amarga que me sentía al haberse esfumado mi principal herramienta.

Posterior motivo, causa de los anteriores: me sentía harta, vaya que sí, de pelear con la hermana mía cada vez que los foquitos del ‘case’ nos indicaban que esta maravilla de la naturaleza había decidido revivir.

Último motivo: porque estaba muy, pero muy cansada. La semana que pasó, además de la corrección de estilo, mi hogar, mis clases, mi “A sangre fría” del maestro Capote y mis ya escasas prácticas piadosas, me dispuse a redactar una vez por semana en el diario. ¿La experiencia? Mostra. ¿La oportunidad? Muy buena. ¿El esfuerzo? Matadooor, matadooor te están buscando, matadooooooooor, valiente matadooooor!!!

Mi ritmo de vida sigue agitado, mis andanzas también.
Mi corazón late más fuerte de lo normal.
Tengo una bondad incomensurable e indescriptible (ni yo misma me la creo).
Ya no busco sinrazones, más bien encuentro conrazones.
Las cosas van mejorando.
Averigüé que “Girls and boys” es la canción de fondo de los Polizontes.
Y la ilusión y la esperanza se han apoderado otra vez de esta humilde periodista.

Postdata: Luego de los rumores por el abandono a este blog (“se ha enamorado”, “la han dejado” (¿Total? ¡Decídanse!), “le han dado un nuevo puesto y ya no tiene tiempo”, “la han enviado de corresponsal a Madagascar”, “ha perdido el ‘do’ de su clarinete”, entre otros), hoy quiero confesar que si bien pensé dejarlo, no pude, porque era el escalofrio, más que cualquier cosa, la señal de que la función debía continuar.

Anuncios

Un pensamiento en “POR LA PLACA MADRE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s