COLABÓRAME VARÓN, LEVÁNTAME LA MORAL.

Hoy salió el sol, no sólo en la calle, sino también en mi corazón.

Normalmente, dentro del carro camino a casa o a la chamba, me topo con decenas de cientos (ajjj, como odio decir “decenas de tal” cuando sólo puedes decir “cientos” y ahorrarte la huachafada) de vendedores de “productos golosinarios” (sic). La mayoría de veces continúo la lectura de mi libro, mi karaoke unipersonal o pensando en todas las cosas que tengo que hacer en el día.

Pero hoy no. Hoy no pude. Hoy, de buen humor, le tomé más importancia que nunca a este hecho, y empecé a pensar qué se podría hacer con tantos vendedores de micro; no tanto por lo aburrido que es escuchar sus repetitivos discursos uno tras otro, sino porque ellos -a por montones- reflejan una realidad más cruel: ¡qué tal desempleo, por mi mar’e!

SÚBEME EL RADIO MUÑECO, SÚBEME EL RADIO.

Nunca hagas caso cuando te hablen de mí
porque mi vida la he cambiado por ti
así es el mundo y hay gente mala
que sólo trata de hacernos daño
soy tu cariño, tú eres mi vida
pero apartarnos sólo el Señor.

Cuando yo subí al carro, este ya era el fondo musical. Dice el señor del costado que no dejan viajar tranquilo, que está harto de tanto “payasito” en las combis, y que cuando el muchacho con su cajón en mano pidió, casi suplicando, que le bajaran la música para empezar el show, éste se opuso y dijo: sube el radio no más, súbele el radio.

Me senté en la segunda fila. Me cobraron el pasaje. Pagué. Y la música, ay, siguió sonando. El joven estaba hasta atrás y entonces, ¿por qué siento este valsecito clarito en la oreja? Es que una pareja de ancianos, compañeros de colegio de Adalberto Odé Lara, le estaban haciendo la segunda y tercera voz al muchachón, bien por solidaridad, bien porque hace años no escuchan esa canción.

Abuelo: Por más que intenten
Muchachón: separarnos, por más que busquen alejarnos
Abuela: será difícil que lo logreeeeeen
Abuelo: porque en mi amooooor
Abuelo + Abuela + Muchachón: es-tá-tu-nom-bre. Si algunas veces te he mentido
Abuela: y en muchas otras he bebido
Muhachón: quién en la vida no ha sufrido por no ser
Abuelo + Abuela + Muchachón + MeLi (es que se pega pues): co-rres-pon-diiiiiiii-dooooo.

Al final no sabía a quién darle la propina, porque todas las voces, todas, lo habían hecho genial. Pero a sabiendas de que un carterazo antiquísimo de la abuela podría estamparse en mi cabezota, colaboré con el joven, y él, feliz, me bendijo en nombre de Dios (ah, ¿o sea que también eres multifacético?).

Mientras bajaba y subía otro (que primero tuvo que pelearse con otros vendedores que pululan por “trepar”, rogarle al cobrador y contar con la aprobación del chofer), seguía pensando: ¿qué puedo hacer porque esto se acabe?

2 x 0.50, 4 x UN SOL: APROVECHE LA PROMOCIÓN.

Recordé una investigación que hice hace como 3 años sobre el tema. Es bien dura la realidad de un vendedor. (Ahora que lo pienso, todas mis investigaciones tienen que ver con temas de transporte: “lanchas”, vendedores de micro, trabajadores de transporte urbano, entre otros. Excelente…). Y seguía pensando: ¿Qué demonios hago, pues?

Y volví a recordar. Uniforme escolar. Agujetas de color de rosa. 9 años. Buenos días Perú. Reportaje: “locos” vuelven a la cordura. La nota decía que un distrito (cuyo nombre no quiero acordarme) había recogido a varios “locos” de la calle, los había bañado, peinado y vestido decentemente, y los había colocado en empleos menores en la municipalidad (ahora sí quiero acordarme… ¡pero no puedo!). Era justo lo que le había contado a mamá que quería hacer “el día que tenga mucha plata”. Era un sueño hecho realidad y yo, mientras iba cayendo una lágrima en mi mejilla, daba gracias porque alguien tuvo el corazón de hacer tamaña obra de caridad para con los “locos”.

Se cierra el flashback. Quiero pensar algo igual ahora, una solución así…

Lo que es yo, colaboro todas las veces que puedo, y así me digan que una vez bajados del carro estos hijos de su mamá se van a comprar pichicata y “huyros”, seguiré apoyándolos. No puedo ser indiferente, en especial a aquellos papás que, venciendo la vergüenza (porque se nota quién te miente y quién no), hacen de todo porque su familia siga adelante; o aquellos que suben con el hijo de veras enfermo y te ofrecen promociones irrechazables: portaminas + lapicero + regla + borrador o estuche de herramientas, todo por un nuevo sol. Aproveche la promoción. Empezaré por la parte delantera y terminaré por la parte posterior. ¿Quién puede decirles que no? Como dicen ellos, unos centavos no te van a hacer ni rico ni pobre.

¿CUÁNTO TE CUESTA, CUÁNTO TE VALE? VERGÜENZA ME DA DECIRLO…

Entonces, ¿qué hago con los vendedores? (…) ¡Me doy!

Tengo en mente muchas cosas, pero todas necesitan de los recursos que no tengo. Mientras tanto, pido al Jefe (y no me refiero a Bruce Springsteen) que cuide a todos estos vendedores, que día a día viven expuestos a constantes peligros, en especial los niños y niñas usufructuados por sus papás (si es que así se les puede llamar). Sé que hay muchos que inventan enfermedades para “trabajar al sentimiento”, muestran recetas falsas, inventan historias que ni te las crees, pero nadie sabe lo de nadie. También estan los que se disfrazan de payasos, te cuentan chistes, hacen bromas a los pasajeros y se hacen pasar por gays. Díganme: ¿quién no se ha reido?

Será que he desarrollado demasiado la empatía, pero no puedo dejar de pensar: ¿y si yo estuviera en su lugar? ¿Y si nadie me colaborase? Si esto no es amor, entonces qué le digo a mi corazón…

¿Ahora si te dan ganas de agradecer de estar donde estás?
Porque ninguno de ellos, ninguno, puede leer esto; pero tú sí.

Un pensamiento en “COLABÓRAME VARÓN, LEVÁNTAME LA MORAL.

  1. wow, piensas mucho sobre las cosas que pasan afuera ahy muchas personas que lo hacen pero generalmente nadie se preocupa en lo que pasa dentro de sus cabezas pero bueno.. tal vez se podria hacer una campaña con algunos auspiciadores.. lo han hecho anteriormente otro tipo de personas pero fracasaron.. (Y)😉 o soy medio cieguin o no ahy foro ? :S

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s