PARA NO OLVIDAR.

¿Para qué contar el tiempo que nos queda?
¿Para qué contar el tiempo que se ha ido?
Si vivir es un regalo y un presente,
mitad despierto, mitad dormido,
mitad abierto, mitad dormido.

De un tiempo perdido
a esta parte, a esta noche ha venido
un recuerdo encontrado para quedarse conmigo.
De un tiempo lejano, a esta parte ha venido esta noche
otro recuerdo prohibido, olvidado en el olvido.

Sentimentalmente para remediarlo,
voy a quedarme contigo para siempre,
pero puede que te encuentre últimamente,
entre tanto me confundo con la gente.

Sentimentalmente nuestro por ahora
es el nido que el olvido ha destruido
y si el viento me devuelve a tus orillas,
serenamente, será dormido
serenamente, será dormido.

De un tiempo lejano
a esta parte ha venido perdido,
sin tocarme la puerta,
recuerdo entrometido.
De un tiempo olvidado
ha venido un recuerdo mojado
de una tarde de lluvia,
de tu pelo enredado.

Y si un día te encontrare una mañana,
será posible, será dormido
será posible, será dormido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s