MI PRIMER ANIVERSARIO.

Un año posteando. No hay duda, el tiempo se pasa volando.

Creo que una de las cosas más pajas del año pasado fue descubir la blogósfera, y con ella una nueva posibilidad de comunicación-información: el blog.

Desde que me mencionaron que el weblog era lo último en innovación y que era super fácil de usar, me animé y cree mi cuenta en blogger, con el nombre que uso para todas las cuentas que tengo en el mundo: WonderMeLi (junto, SIN guión, SIN espacio).

Pienso que en el fondo tengo corazón de informática. Desde siempre me interesé un montón en los cursos sobre tecnologías de la información o desarrollo web de la facu, en especial porque noté que tenía cierta habilidad para aprender rápido sobre esto, cosa difícil en los comunicadores (igual que con las matemáticas).

BLOGS, BLOGS, BLOGS… I’M LOOKING FOR A GOOD TIME!

Lo que más me inquietó desde el principio fue la cuestión de la privacidad. Al postear con mi nombre real e inscribir mi bitácora en un directorio público, empecé también a compartir mi vida con cientos (que cientos, cincuenta a lo mucho) de lectores. ¿Qué contar? Difícil, en especial si tu blog tiene categoría de personal.

De hecho, cuando conocí los blogs en el curso de periodismo digital de la PUCP en agosto 2004, pensé que éstos sólo eran con fines catárticos y diseñados para matar de risa, o de llanto, a todos aquellos fieles que se dignaban a gastar 5 minutitos leyendo tus tonteras. Sin embargo, y gracias a Dios, descubrí que se puede escribir de cualquier cosa y hasta se puede añadir imágenes, música y vídeo a un blog. Así, un blog no era un block (y menos esos de papel bulky, rayados y marca Justus).

Lo que menos buscaba era protagonismo, ya suficiente tenía con el de la vida real. Así que cuando inauguré aquella tristemente célebre categoría llamada “El blog”, o cuando fui la invitada especial de la última reunión blogger, la que menos disfrutó fui yo (hasta ahora me sonrojo). Estar en la mira de todos es una de las cosas que nunca me ha gustado. Gracias a Dios, otra vez, este blog no es la mar de popular (como dije, a los más 50 visitas diarias y 10 son mías).

Una de las cosas más bonitas han sido los comentarios. Algunos chistosos, otros bobos, otros aleccionantes, me hicieron sentir en compañía. Y fue justo para no perderlos cada 4 meses (que es lo que sucede con Haloscan) que decidí mudarme en pasado agosto a otro host: ahora soy Invazora. El wordpress, un programa que desde el primer día me atrajo pero al principio me odió, tiene posibilidades bien pajas, sobre todo en cuanto a cambios de layout, themes o como se le llame: yo, en recuerdo a blogger (snif!), le seguiré diciendo plantilla (o template).

Esta versión 2.0 (en honor al disco de Garbage que más me ha gustado y porque nunca hubo versión 1.0), me ha permitido expresar bastantes cosas: escribir sobre mi verdadera pasión, la música; hablar de religión, fe y cultura actual; versar las cosas simples de la vida (a lo Nino), que te suceden a la vuelta de la esquina o te esperan impacientes en cualquier asiento destartalado de micro o de combi; contarles de mis kemadas y locuras a medianoche, de mi stress, de mis anécdotas como periodista, de mis historias incompletas y ficciones in-creíbles.

En cuanto a manías bloggeras, casi siempre posteo de noche o de madrugada, que es cuando tengo más tiempo disponible, más tranquilidad y mayor claridad mental. De noche puedo vivir, puedo gritar, puedo sentir el universo sobre mí, puedo correr de felicidad, suelo encontrar mi sitio. Normalmente, me quito los aretes primero, y pongo el pie izquierdo de puntillas fuera de la silla. No tardo mucho en terminar de postear pues generalmente media hora antes hago una especie de estructura mental de lo que escribiré (si así fuera cuando escribo notas o crónicas…). Ocupo más tiempo en afinar detalles mínimos (ortográficos, gramaticales, musicales) que en escribir el post. Raro, ¿no?

También empleo buen tiempo en leer blogs peruanos: la más de las veces reviso completita la lista de actualizados y comento lo más posible.

Contenta con el primer año. ¡Que vengan muchos más!

6 pensamientos en “MI PRIMER ANIVERSARIO.

  1. Feliz año!…. yo también cumplo, y Sludgeman, e Impazziti, y todos!!!…

    Hagamos un cumpleaños colectivo… xD.

    MaTT

    P.D.: Soy pésimo para saludar, no me lo tienen que decir😦

    Me gusta

  2. hola chica, no te conosco pero de verdad me gusto leer mucho tu blog se nota que eres comunicadora, lo haces bien, espero que sigas asi
    otro dia vuelvo a entrar a tu blog aunque la verdad nos e como llegue aqui, bueno es todo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s