DREXLER, AL OTRO LADO DEL POLIDEPORTIVO.

Viernes 15 de mayo, 7:30 p.m. Encontrábame yo en medio de mi clase de titulación, entre junglas, manglares y sánguches de pollo, cuando de pronto mi compañera Twani me cuenta, tranquilísima, que tiene 2 entradas Súper VIP para el concierto de Drexler que comienza en media hora, y me pregunta si quiero ir con ella. Dejando de lado el ecosistema por un rato, lo pensé: la verdad, yo de Drexler no sé mucho, por no decir casi nada; sólo sé que ha ganado un Oscar por una canción que no le permitieron cantar en la ceremonia, pero que terminó cantando cuando le entregaron el premio, y uno que otro comentario de amigos que viven fascinados con él.

Suficiente. Twani, agarra tu cartera que nos vamos.

Y sin más, nos tiramos la 2da mitad de la clase y nos fuimos al Polideportivo, que estaba hasta el otro lado de la universidad. Ella, emocionadísima por escuchar en vivo a su cantante favorito -a quien no pudo ver en su presentación en 2007-; y yo, intrigadísima, avanzaba por el tontódromo pensando si me encontraría a Moskis allá adentro, quien ya tenía su entrada comprada y a quién planté en la travesía musical al acabarse las entradas generales (porque me gusta conocer nueva música pero tampoco soy tan hincha).

Pero ya adentro y gracias a la astucia y pasión de Moskis, quien fanática number one del yorugua nos pasó de VIP a Platinum en 5 segundos, disfruté de un gran concierto. Drexler es lo máximo. Me encantó su voz, sus composiciones, el show, el juego de luces, Campi y Matías subidos en medio de las butacas tocando, el dúo con Magaly Solier (aunque un poquito más de “producción” no le hubiera venido nada mal)… en fin, me gustó todo (hasta el poncho de Mabela). 

Y cuando se desató el alboroto y la gente corrío hacia el escenario en los minutos finales del show, ya en primera fila Moskis y yo quedamos hiper fascinadas con el look de Jorge Drexler y solicitamos ipso facto nuestras versiones limeñas, con sus Converse de cuero y sus lentes de Bob Esponja más. Yo me puedo ir conformando con la calculadora musical de Matías 🙂

Lo confieso: ¡Es el primer concierto que he disfrutado tanto sin saberme una sola canción! En realidad, ahora que lo pienso, no tenía que saberme nada, porque en una noche lo aprendí todo de él (porque se aprende en la cuna y se aprende en el ya-tu-sá). En resumen, un cantante mostro que acabo de descubrir y al que pienso escuchar más seguido. Gracias Twani, eres TODO!

Más agradecimientos: Tati, las fotos están buenazas; Moskis, KFC y Drexler no van de la mano, pero bue!

6 pensamientos en “DREXLER, AL OTRO LADO DEL POLIDEPORTIVO.

  1. Nada de “gracias Twani”, al menos debes llevarla a otro concierto! (O regalarle las converse de Drexler)…
    Qué bueno que te encantó Huguita, la verdad que hoy no he dejado de babear por el “con cara de niño y cuerpo de ya-tu-sá-sá-sá” de Drexler… me caso!
    Te pasé la canción que tocó con la calculadora “Lontano, lontano”, cheka tu mail pe! Y de paso la cuelgas =)
    Un besito, i-no-por-tu-naaaa!

    Me gusta

  2. pienso como “Moskis”, jajajaja, me conformo con el pie derecho.
    bacán el post, pero el concierto fue lo máximo, a que sí! me alegro que ahora seas fan 😀

    Me gusta

  3. Moskis: vamos por puntos:

    Punto N°1: cuando el diario que usté lee y en el que también trabaja me regale entradas para algún concierto gratis, ten por seguro que invitaré a Twani de todas maneras (ya fuisteSSSS).

    Punto N°2: tienes suerte de que no dije nada sobre tus risas grabadas, producto de la emoción de ver en vivo a tu chato con botas. De tu cámara en espera hablo otro día 🙂

    Punto N°3: ya ví el vídeo que me pasaste, pero no te pases pues, no es del concierto de Lima!!! Seguiré buscando a la calculadora en la estratósfera youtubense.

    Punto final: lo dan ahorita en Canal 2, jajaja.

    Raulín Raulón: ¿cómo que el gran problema son sus odiosos fans? ¿Tú no eres fan? Ya pe, no vengas a malear a este blog amigo 🙂

    Twani: el concierto estuvo mostro, lástima que nos perdimos! Me estoy bajando algunas canciones de Bresler, digo, Drexler, te las comento luego!

    Me gusta

  4. Pingback: Jorge Drexler: yo estuve en el concierto (¿Tú también?) « Cosas que (me) pasan

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s