CON LICENCIA PARA ARRASAR!

Estimados y fieles lectores:

Ya tengo brevete!!!!!!!!!!!!!!!!! Ayer les contaba que no me faltaba mucho para sacarlo, así que hoy mismo fui a dar el examen de manejo ¿y qué creen? ¡Lo saqué, lo saqué! Ya tengo licencia para conducir y para muchas cosas más🙂

La verdad es que tenía mucho miedo de dar este examen!!! Y más miedo de jalarlo y volver a darlo y volver a jalar y así hasta que me pongan el sello de LOSER grandote en mi ficha, jajaja. Pero como soy una mujer de disciplina (apunten chicos), no quise darlo sin antes haber practicado cantidá de veces fuera y dentro del Touring (gracias a Dios hay esa opción). Por eso hoy me levanté súper temprano y antes de las 6 a.m. ya estaba saliendo de mi casa rumbo a Conchán a -según yo- terminar de practicar el manejo para dar el examen mañana, pero al tener la confianza de mi profesora y la bendición de mi papá, me animé y lo di!

Apta para todos

No saben lo que es esto! Primero tienes que llevar tus exámenes médico y de reglas aprobados, tu pago de S/. 24.50 en el Banco de la Nación (el cual tuve que ir a pagar hasta Lurín porque dentro del centro de exámenes no hay una ventanilla, imagínense) y luego alquilar carro adentro del Touring  si es que no llevas el tuyo propio (¡pero cómo se supone que lo vas a llevar si no tienes brevete! Vivos, ¿di?). 30 soles después, entras a dar el examen que no dura más de 3 minutos, jajaja (qué buen negocio, voy a averiguar cómo es). Yo, creo que de los nervios, me moría de ganas de hacer la pila (vaya anécdota), pero como ya estaba en la cola de lo carros para ingresar, no podía dar marcha atrás, así que entré literalmente “haciéndome la pichi”, jajaja.

La cosa es que para ingresar te colocan cual presidiario un número adelante y atrás del carro y te piden que sonrías a la cámara, supongo que para evitar suplantadores. Yo sonreí con todas mis fuerzas y le pedí a mi mami y a la virgen que por ser mes de mayo, mes de la madre, me ayudaran a tranquilizarme y a aplicar todo lo aprendido🙂 También les prometí otras cositas pero ya luego les contaré, jejeje.

Ingresé, aceleré, frené, volteé, puse mis luces, todo perfecto, pero a la hora de estacionarme en diagonal clarito sentí como me subí sobre los botones demarcadores y dije LACA. Y estaba “ya jalé ya jalé ya jalé”, pero me acordé del sabio consejo de mi amiga Karen (que suenen los tamborileos, por favor): “No importa cuántos errores cometas en el examen, ellos más que nada quieren ver tu habilidad y tu reacción frente a los obstáculos”. Entonces ni corta ni perezosa me hice la loca (que ustedes saben, es uno de mis mejores papeles) y relax total salí a la indicación del veedor tratando de enderezar mi carro despacito; me fui y continúe con el recorrido. Por supuesto ustedes sabrán que el estacionamiento en paralelo es uno de mis fuertes, lo hago perfecto, entonces creo que eso me salvó. Terminé mi examen y salí más asustada y de las ganas de hacer la pichi nada!

Afuera te hacen esperar en una sala de espera que desespera (más redundancia, imposible), y estás allí cerca de una hora para que te digan a viva voz y delante del público tus resultados. Un chico me contó que esta era su 2da vez y que si te llamaba el hombre de la izquierda es que habías jalado y si te llamaba la mujer de la derecha es que habías aprobado. Pues a mí no me llamaba nadie y lo único que quería era irme de ahí lo más pronto posible, pero no podía hacerlo sin mis papeles. Pasaba el tiempo, no tenía ni hambre ni nada, y de pronto el hombre empezó a llamar a fácil a el 80% de los que estábamos ahí y yo decía para mí “ahorita me llama ahorita me llama ahorita me llama, qué roche por Dios”; pero se fue el chico de mi costado con el rabo entre las piernas y yo me quedé solita…

Entonces salió la mujer y yo estaba tan pero tan obnubilada que cuando escuché mis apellidos casi se me sale de verdad (ustedes comprenderán, 7 horas sin hacer la pila, jajaja). La gente saltaba, gritaba, yo sólo podía llorar de la emoción y llame balbuceando a mi casa para dar la noticia. Luego firmé una serie de papeles, puse mi huella digital en otros más y después de media hora me dieron mi carnét de plástico que acredita que ahora, oficialmente, tienes licencia para conducir, nunca para matar. Lo único es que ya no te toman foto nueva, sino que de frente colocan la foto de tu DNI (tengo amigas que se han planchado el pelo para ir a dar su examen y ni así, jajaja).

brevete

No saben lo feliz que estoy, ahora legalmente podré llevar mi Swift adonde quiera (adonde quiera yo, no él).

¡Síganme los buenos!

4 pensamientos en “CON LICENCIA PARA ARRASAR!

  1. Felicidades Baby…
    Ahora si con licencia para conducir solo te falta tener la licencia de los dobles ceros.

    Y ahora… caballero no mas.. siempre seras “la amiga elegida”😛

    Me gusta

  2. Pft, eso de las licencias es un negociazo maleado, y la corrupción corre libremente. Has tenido suerte con lo del paralelo, a veces jalan solo por eso, creo q está asociado con la mafia que desde adentro x unos 300 soles creo, te da el brevete seguro. Felicitaciones con la licencia, pensé q ya la tenías cuando te compraste el carro, jajajaja😄. Por cierto, al tío que llama a los desaprobados lo conocen más como “abuelo Simpson”, y de hecho son casi igualitos😄

    Me gusta

  3. Que bueno ahora ya tienes licencia ..Y podras al fin a aprender a conducir…Porque sacar la licencia no significa que sabes conducir, una cosa es manejar ese bobo circuito de conchan y otra la verdadera calle..Me imagino que en un año habras ya aprendido..Y ahora si estaras conduciendo..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s