MANÍAS.

Uno de mis momentos de reflexión en la vida diaria es conducir. Así haya tráfico, sol, imprudencia vehicular y peatonal, etc; siempre le encuentro el gustito a manejar por la ciudad de Lima. Y mientras voy manejando, ahí voy manejando, aprovecho para pensar en las cosas que se me traspapelan en el día a día. Uno de esos temas son las manías. Mis manías! Pensé que eran pocas pero cuando empecé a hacer el listado mental, no pude parar, jajaja! Por favor, no cierren esta ventana y continúen leyendo 😉

Audífonos L/R: no puedo ponerme el audífono Right en la oreja izquierda y el Left en la derecha, simplemente no puedo! Lo he intentado eh, pero al pasar el rato siento que no se oye igual, lo cambio y digo “siii, ahora siii”, jajaja.

left rightVolumen en números pares: si tengo que subir o bajar el volumen, no puedo dejarlo en número impar: tiene que ser 10, 22 o 14. No sé por qué pero me parece que los números redondos se oyen mejor :S

Dormir cerca del baño: cuando tengo que dormir en un hotel o en cualquier lugar fuera de mi casa (guarda ahí), me apresuro en elegir el lado de la cama que esté más cerca del baño, no importa si es el lado derecho o el izquierdo o si eso me aleja de la TV o de la puerta del cuarto. Si por algún motivo no me quedo con ese lado, no puedo dormir bien. No sé cuándo ni cómo empezó esto pero ya son años ya.

Abrir los sobres por el lado derecho: sean cartas, sobres de Splenda, recibos, etc. Y si tengo que abrir dos o más sobres similares, los apilo bien bonito y los abro juntitos al mismo tiempo, jajaja.

Ordenar lo desordenado: si veo algo chueco en la mesa o en la pared, por más que no quiera hacerlo, mi ímpetú me obliga a ponerlo recto, jajaja. Igual si es algo tirado en el suelo o desacomodado: hasta me he levantado de la cama solo porque no puedo dejarlo así como está 😮

No puedo dejar una notificación sin leer mucho tiempo: quiero hacerme la loca, dejar de pensar en ella, pero mi sentido de urgencia es más fuerte: la tengo que revisar y si es posible responder a la brevedad. Conmigo no funciona eso de “dejar en visto”, jajaja.

turn-off-facebook-notifications

Hacer dibujos geométricos cuando hablo por teléfono: Si estoy en mi escritorio y al teléfono, anoto lo que tengo que anotar pero lo enmarco en cuadros, triángulos, octágonos o lo que fuere.

Acumular boletas o vouchers pasados: según yo porque en algún momento los voy a necesitar. Nunca! Por eso una vez al mes me siento con mi cartera y billetera a hacer limpieza, jajaja.

Ir usando en orden las pastillas de un blister: nada de tomar una de una esquina y otra del medio: voy usándolas en orden, así también puedo contar más fácilmente cuántas quedan y reponer.

Si voy a un restaurante, sentarme mirando hacia la entrada, nunca dando la espalda a la puerta: esto es más por tener algo que ver mientras demoran los pedidos, traen la cuenta, etc. La sapería ante todo 🙂

Comer las galletas con forma siempre por el borde: como las galletas Margarita: primero los pétalos, luego el centro y así. En el caso de las de animalitos, primero la cabeza, después una pierna, luego otra, jajaja, auxilio! ¿Los bloques de chocolate? Siempre los muerdo por la orilla y nunca por el medio.

A que también te comías la galleta Margarita por el borde y dejabas el centro pal final 😉 #cookies #daisy

A post shared by Melissa Aponte Trujillo (@wondermeli) on

 

Retorcerme un mechón del pelo cuando estoy escuchando muy atenta a la otra persona: algunos lo entienden como coqueteo pero es atención! Solo eso 😉

¿Tu también tienes manías como éstas? No me dejes sintiéndome la más rara del mundo y coméntalas aquí, por favor! 😀

Anuncios

UN VIAJE PARA RECORDAR: TIPS Y ALGO MÁS!

Una de las cosas que más disfruto en esta vida es viajar. Y una de las que menos disfruto es hacer maletas, jajaja. Suena contradictorio pero es cierto! Por eso hoy, por si te sirve, quiero compartir algunos tips del viajero-wondermeli style para que viajar se convierta en una experiencia one-of-a-kind desde el momento cero de tu viaje. Son solo algunos puntos básicos que me ayudan mucho a la hora de la hora, ya sea en un viaje de negocios o de turismo. Síganme los buenos!

  • Elige tu destino según tu disponibilidad: Esto me pasa seguido: sé que quiero viajar pero no sé a dónde, jajaja. Tengo muchos destinos que quiero conocer pero no me decido por alguno. Para definir, pienso: con cuántos días cuento? Playa, frío, sierra, selva? Juerga, viaje familiar, relax, aventura? Hay actividades en esa ciudad que me permitan conocerla bien justo en la fecha elegida (semana santa, año nuevo, etc.)? Tomarse un poco de tiempo para decidir ayuda un montón!
  • Confía en los expertos: cuando ya tengas decidido el lugar o estás entre un par de destinos, búscalos en TripAdvisor y Booking. Ambas aplicaciones son un MUST total para buscar hoteles, restaurantes, atracciones y hasta vida nocturna (yo las tengo en la pantalla principal de mi celular, con eso te digo todo), además de que cuentan con opiniones de viajeros de todo el mundo que te pueden salvar de elegir la peor opción. Incluso tienen ofertas exclusivas en hospedajes que puedes reservar desde las mismas páginas. Y si eres de los van más en plan aventura sin planear tanto, te pueden servir ya estando en el destino para buscar alternativas.
  • Es ligero equipaje para tan largo viaje: Solo lleva el equipaje necesario. A ver, repito más despacio: solo-lo-necesario, jajaja. El consejo va en especial para las chicas. Yo lo reconozco: siempre llevo más ropa de lo usual “por si acaso”, pero casi nunca he usado ese “por si acaso”, así que es mejor pensar en el clima del destino elegido, calcular los días y listo. Básicos para mí: polo manga corta y larga en colores claros, buenas zapatillas de caminata (Hi-tec es mi marca favorita, tengo unas que acabo de cambiar que me han durado 10 años!), chompa abierta con botones (que puedas quitar y poner con facilidad), un morral con bolsillos y cierre, lentes de sol, bloqueador solar (o repelente) y un buen cortavientos de tela impermeable y ligera (hay unas 3B marca Mountain Gear que funcionan perfecto a los que no alcanzamos para The North Face, jajaja). Tip: yo hago un listado de items antes de meter todo a la maleta y conforme voy llenándola, tacho aquello ya guardado. Lo sé, amo las listas y completarlas es una satisfacción personal (loooser anyone?).
  • Pague con sencillo: llevar la moneda local en billetes bajos y monedas será siempre un gran acierto, así estés acostumbrado a pagar todo con tarjeta de crédito (como yo, para acumular millas, jajaja). La mayoría de servicios como taxis, subte o buses (que son la mejor opción si quieres conocer la ciudad, la gente y ahorrar $$$) tours, algunos restaurantes o tiendas de souvenirs y artesanías no disponen de terminales POS o no aceptan tarjeta simplemente, por lo que el efectivo -bien guardado, eso sí- es lo mejor. Si viajas al extranjero, te aconsejo comprar la moneda local en el mismo aeropuerto. Perderás un poquito de soles vs. el tipo de cambio de la calle, pero ganarás seguridad y eso, amigos míos, no tiene precio.
  • Música para tus oídos: esto es básico. Un mp3 player o usb con tu música favorita para el viaje nunca debe faltar, sobre todo si viajas al extranjero o en bus y te esperan largas horas de trayecto. Yo tengo un mp3 Recco al que le doy de alma desde 2009 y que tiene mis imprescindibles: Soda Stereo, Salsa, Reggaetón y Rock en español, los cuales escucho según mi estado de ánimo.
Al taximetro dile no, el subte es la voz! Buenos Aires, 2009.

Al taxímetro dile no, el subte es la voz! Buenos Aires, 2009.

  • Viaja de noche o a primera hora del día: si viajas en bus, usa la noche para evitar perder tiempo entre traslados y ahorrarte una noche de hotel. Si vas en avión, el primer viaje de la mañana funciona muy bien para lo mismo, ya que al llegar puedes aprovechar el día incluso antes de hacer tu check-in en el hotel.
  • Material audiovisual: dependiendo del destino y de los días que vayas a quedarte, puedes llevar un par de libros que hayas estado pateando en tu mesita de noche (otra vez yo), tablet ligera para Netflix (salva cuando un tour se cancela por mal clima o en las salas de espera del aeropuerto). Respecto a las fotos, yo cargo algunas veces con mi cámara Canon semi-pro, sobre todo si el destino merece imágenes para la posteridad. Si es un viaje más relax, las cámaras actuales de los smartphones cumplen muy bien. No olviden también los cargadores de batería de todos sus aparatos electrónicos!
  • Tours y coordinaciones in situ: por experiencia les digo que es mucho mejor contratar los tours y hasta los hoteles una vez estando en el lugar. He comparado opciones y precios durante los más de 15 años que llevo viajando (ala, estamos tíos ya) y he llegado a la conclusión de que se ahorra bastante. Si no tienes mucho tiempo para buscar opciones y prefieres ir a lo seguro, bacán; pero si cuentas con disponibilidad para dedicarle un par de horitas en tu primer día a contratar todo, no te arrepentirás. Esto también favorece a que puedas tomar diferentes operadores turísticos cada día y vivir otras experiencias. Me ha pasado que por comprar desde Lima me he tenido que soplar al mismo guía todos los días de mi viaje y con el mismo grupo en cada trayecto. Esto lo aprendí de una buena amiga que planea los viajes para calzar todo de lo lindo.
  • Regalitos y algo más: también tengo amigas muy queridas que se compran todo lo que ven en cada punto de los tours y terminan gastadas y con objetos que al final ni terminan usando cuando llegan a casa, jajaja. Mi consejo es que no te desesperes por comprarlo todo, aún cuando -yo sé- el mismo tour pare en diferentes puntos solo para comprar. Si puedes reserva un tiempito al final de tu viaje para hacer las compras, ya sabiendo dónde y cuánto está lo que quieres luego de haber visto diferentes opciones. Personalmente me gustan los mercados de artesanías o shops cercanos a las plazas principales; y también visitar supermercados y centros comerciales: por ejemplo, he encontrado en Arequipa, Cajamarca o Piura productos que en Lima nunca vi en los malls y a precios espectaculares!
  • Cuidado, mira bien a todos lados (eh! eh!): esto ya se los adelanté la vez pasada: sin llegar a ser paranoicos o desconfiar de toda amable persona (que en el interior del país hay mucha, gracias a Dios), es importante mantenerse alerta y con los ojos bien abiertos. De noche o de día el peligro existe, así que tener tus documentos a la mano, el celular y el dinero siempre contigo y no revelar mucha información a desconocidos te ayudará reteharto.
A más de 5,200 msnm, en el Nevado Pastoruri. Huaraz, 2015.

A más de 5,200 msnm, en el Nevado Pastoruri. Huaraz, 2015.

  • Last but not least: Disfruta: los viajes, así sean de negocios o de turismo, tienen su cuota de novedad porque te permiten salir de tu día a día para conocer otra realidad, así sea por unas horas. Enríquecete con la experiencia y enjoy it!

Pues bien, espero no haberme olvidado de ningún tip y si conoces alguno más, compártelo aquí también. Que el viaje te sea propicio para conocer, divertirte o lo que más quieras!

VOTARÉ, VOTARÁS.

Este año en el Perú participaremos de las Elecciones Generales que nos permitirán elegir presidente, vicepresidentes y congresistas para el periodo 2016-2021. Puedo decir, sin lugar a equivocarme, que es uno de los procesos electorales más controversiales-divertidos-extraños-desordenados-etc. (inserte aquí su adjetivo, todos aplican) que haya vivido jamás desde que tengo uso de razón. Como les conté alguna vez, voto desde el 2001 y nunca ha ganado un candidato por el que haya votado. Eso me genera una mezcla de tristeza y frustración, pero no por ello dejo de interesarme en la política, sobre todo en épocas previas a los comicios.

Así están las cosas según Ipsos al 13.03.16. Fuente: RPP.

Así están las cosas según Ipsos al 13.03.16. Fuente: RPP.

En estas elecciones en particular, desde febrero y a pocos días del 10 de abril, han pasado cosas inimaginables. Un breve listado:

  1. Se retiró el candidato Renzo Reggiardo aduciendo “irregularidades” y “contaminación” en la contienda electoral. No sabía que Reggiardo tenía alma de ingeniero ambiental, jajaja, pero era claro que lo hacía para salvar su inscripción dada su baja aceptación en las encuestas (que no pasaría el % mínimo de la valla electoral), con todo y su tour por programas televisivos como El Valor de la Verdad, Plan B, dominicales periodísticos, etc.
  2. Participa un candidato desde la cárcel. Esto es de no creer: Gregorio Santos, ex gobernador regional de Cajamarca, se encuentra en prisión preventiva en Piedras Gordas por los presuntos delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita para delinquir y colusión en agravio del Estado. No obstante, en ninguna parte de nuestra constitución política o normativas del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) está prohibido que un encarcelado se postule como presidente. Y él lo hizo. Y por si no fuera poco, en 2014 él ganó las elecciones municipales de Cajamarca estando en prisión, lo que obligó a que su vicepresidente regional asumiera en su nombre.
  3. Tacharon a un postulante a menos de un mes de las elecciones. Julio Guzmán, candidato con más del 18% de aprobación a fines de febrero, fue tachado por problemas administrativos de su partido político en la elección e inscripción de su candidatura. Tanto él como su agrupación apelaron y presentaron recursos extraordinarios, hasta se contactaron con la OEA aduciendo una “mano negra” detrás de las tachas. Nada sirvió: el lunes el JNE confirmó definitivamente su salida.
  4. Excluyeron al candidato Cesar Acuña por haber incumplido la ley electoral. Luego de múltiples denuncias, se comprobó que el ex alcalde de Trujillo entregó 10 mil soles a comerciantes del distrito de Chosica y 5 mil soles a una persona con discapacidad en la ciudad de Piura; donaciones prohibidas según dicha normativa para evitar “comprar votos”. Por más apelaciones que presentó su partido, el JNE también le bajó el dedo.
  5. El postulante Hernando “Nano” Guerra García se encadenó al Palacio de Gobierno. ¿Objetivo? Según él, protestar contra la candidatura de Julio Guzmán. Según muchos, solo buscaba llamar la atención. Días después, confesó en el programa El Valor de la Verdad que le fue infiel a su esposa, ocultó información a la SUNAT y consumió drogas. ¿No digo?
  6. Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, fue acusada de entregar dinero en efectivo a un grupo de jóvenes bajo la figura de premios del concurso de baile Factor K. Este hecho se encuentra en investigación por el JNE, luego de que se la ve en un vídeo del 14 de febrero anunciando que su partido organizó dicho concurso en diferentes ciudades del país. En igual situación se encuentra su candidato a la segunda vicepresidencia Vladimiro Huaroc, quien entregó víveres en Satipo, Junín, a nombre de su agrupación política.
  7. Alan García, dos veces presidente del Perú, pierde los papeles y se dedica a repartir golpes y malos tratos a su equipo de campaña y seguidores. Varios vídeos, como el del domingo último en Huancayo, muestran sus arrebatos en mitines y visitas; además de haber recibido él también huevos y botellas de agua en la cabeza de parte de personas que no lo toleran.
  8. El Partido Nacionalista del Perú retiró hace un par de días la candidatura de Daniel Urresti y su lista congresal sin avisarle previamente a ninguno de los involucrados. El ex ministro del interior mostró su sorpresa y desacuerdo con esta decisión, justificada por la presidenta del partido y actual primera dama Nadine Heredia. El desconcierto fue tal que incluso Urresti se animó a pedir trabajo en vivo y ante cámaras el pasado domingo, ya que asegura la campaña lo ha dejado endeudado. Solo para contratos 😉

Como verán, más que decidir por quién votar el 10 de abril, hay que ir viendo quiénes quedan para elegir, jajaja.

¿Y yo por quién voy a votar? Desde inicios del año, cuando tomé más atención a estas elecciones y empecé a analizar propuestas y planes de gobierno de los candidatos, tengo clara una cosa: como dice el gran Andrés Calamaro, “no sé lo que quiero pero sé lo que NO quiero”. Y lo que no quiero es a Keiko ni a Alan. Ambas propuestas representan todo lo que no quiero no solo en mi país, sino en mi vida: corrupción, violación de derechos humanos, robo, impunidad, prepotencia, en fin…

Y bueno, mientras llega la fecha de las elecciones, me mantengo atenta a las últimas noticias en prensa, radio, televisión, blogs y redes sociales. Sobre todo en mi twitter que está recontra activado! Porque las encuestas dicen que habrá segunda vuelta, o sea que esto no acaba el 10 de abril 😮 Ahí sabremos de verdad si hay voto escondido, etc.

Encuesta realizada por Ipsos y publicada por El Comercio el 14.03.16.

Encuesta realizada por Ipsos y publicada por El Comercio el 14.03.16.

Así las cosas, mejor publico este post cuanto antes, no vaya a ser que ya no quede nadie por quien votar. El último que salga, que apague la luz, por favor.

SOLITA ME JARANEO*.

Dentro de poco viajaré por Semana Santa. Me iré sola. Ya se lo he contado a algunas personas luego de que me preguntan: ¿Qué planes para el feriado? La siguiente pregunta, muy lógicamente, es: ¿Sola? ¡Y por qué sola! Yo les respondo: ¿Y por qué no?

No es la primera vez que viajo sola. En realidad, ni me acuerdo cuántas veces ya, jajaja (tampoco han sido tantas pero no llevo la cuenta). Me gusta viajar en grupo, de a dos, de a tres, pero pasa que mis amigos no siempre tienen disponibilidad, plata o ganas de viajar, y muchas -pero muchas- veces me he privado de viajar por eso, por la falta de compañía, hasta que en un momento decidí no aplazar más mis planes por este pequeño detalle.

La verdad es que no le veo nada de malo. Razón por la cual más que enfurecerme me indigna los comentarios de no pocas personas a raíz de la muerte de dos turistas argentinas el mes pasado en Montañita, Ecuador. Que si estaban solas (estar de a dos no es estar sola en ningún lugar o diccionario del mundo), que por qué conversaron con dos desconocidos, que qué hacían fuera de la ciudad por la noche, que cómo estarían vestidas, que eso les pasa por viajar de mochileras, etc.

La culpa es de ellas, no de sus agresores. ¿De verdad la culpa es de ellas? ¿Por qué? Porque son mujeres, porque el mundo no está hecho para que dos mujeres vivan su juventud, su sexualidad, su vida como-les-de-la-gana. De día, de noche, en Ecuador, en Bélgica, donde fuere. La culpa siempre será de ellas. Ni una menos.

12794520_10207451023985679_6966727077953001601_n

“Ayer me mataron” (Facebook de Guadalupe Acosta).

Creo que tanto hombres como mujeres tenemos el derecho de hacer un viaje, ir al cine, sentarnos en la barra de un bar, comer en un restaurante o simplemente caminar por las calles con la libertad y la seguridad de que nadie se meterá con nosotros si no nos metemos con ellos. Yo he viajado sola y en grupo, como les conté, y en ambos casos he tenido la precaución que tiene todo viajero: estar atento a su equipaje, buscar hospedajes y lugares de confianza, no revelar datos o confiar excesivamente en personas que recién conoce y así. Hasta el momento no he tenido mayores percances y espero volver de mi próximo viaje, releer este post y que así se mantenga mi estadística: cero balas.

Yo sé que puede sonar idealista pensar así, que es bonito escribirlo pero la vida es otra. Yo sé. Igual, no quiero dejar de pensar que en la medida que cada uno vaya cambiando sus estereotipos entre lo que un hombre sí es capaz de hacer y una mujer no, estaremos contribuyendo a un mundo cada vez más igualitario. Igualitario en derechos, claro está, porque hombres y mujeres no somos ni física ni mentalmente iguales, somos diferentes, sí y gracias a Dios, porque así es más divertido 🙂

1931480_148376199344_2780233_n

En mi primer viaje sola (con ojitos dormilones). Chile. 2009

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, le pedí a mis amigos de Facebook que en vez de decirme “feliz día” en mi muro, ayudaran a todas las mujeres de su vida a conmemorar este día, no a celebrarlo. Uno de ellos me dijo: “El feminismo se acaba cuando llega la cuenta”. Jajaja. La verdad es que no me considero feminista, solo me gusta pensar que como ser humano soy capaz de todo lo que me proponga, independientemente de mi género.

100 personas le van dando “like” a mi pedido. Sé que al menos la mitad lo intentará.

*El título hace referencia al famoso apodo de nuestra cantante criolla Esther Granados, de la que soy hincha desde que escuché “Falso amor”. Si no la conoces, busca pues casero en Youtube 😉

MARKET SHARE.

Hoy fui al mercado. Pero no el de valores, ni el que te da o quita participación en el sector, sino al de mi barrio.

Creo que no voy hace como 5 años, cuando no tenía más chamba oficial que la de ama de casa.

Esta vez cuando llegué, mis caseras todavía estaban allí. Ellas me reconocieron, yo no a ellas, pero de todas formas se inició el diálogo.

¿Qué va a llevar? Hola linda, bella, hermosa, preciosa, pasa a la sala, jajaja. ¿En presas o como para “asaltado”? ¿Se lleva alguito más? ¿Qué marca de arroz le doy? El de Sullana está saliendo bastante. ¿Por quién va a votar casera? Ya está haciendo frío pues, pero de un rato no más me voy. ¿Le doy otra bolsita? ¡Qué milagro por acá! ¿Volverá el otro sábado?

Han pasado cinco años y el mercado sigue igual. Está mi casero/a del pollo, de las verduras, de las especerías, de los abarrotes, de la fruta. Hay alegría, desorden, buenas intenciones, ambulantes, variedad, precios bajos, ofertas interesantes, caseras envidiosas, productos exclusivos, nuevos puestos, misma desigualdad.

Curioso, ¿no? Después de toooodo este tiempo, el mercado, sí, ese que está a pocas cuadras de tu casa, no el que es referente del sector ni el que cotiza en bolsa, debería estar mejor; como todos los demás mercados. Pero sigue igual.

Digo, no más 🙂

(S)ELECCIÓN NATURAL.

Como todo el Perú sabe -y hago la aclaración porque quiero pensar que este blog es internacional, vamo’ ahí-, este domingo son las elecciones presidenciales. Revisando mis posts, hace cinco años nos encontrábamos en la misma situación: Humala vs. el mal menor, el menos peor, llámalo como quieras. Hoy, como mañana y como siempre, y de enero a diciembre, me indigna tener que encontrarme en este escenario.

Desde que empecé a votar hace 10 años, el candidato por el que voté jamás ganó. Jamás. ¿Se imaginan cómo me siento? Tranquila. Sí, tranquila, sobre todo con mi conciencia: siempre voté por el que creí era la mejor opción, nunca le endosé mi voto a quien me indicaban, sugerían o cuasi obligaban solo para que no gane el peor de todos, el que mejor le convenía al Perú.

Esta vez será igual. No pienso regalarle mi voto al que vaya más reñido contra Humala o contra Keiko solo para darle gusto a la mayoría, aun cuando no comulgue con estos candidatos para nada. Las elecciones son parte de la democracia y si la democracia nos entrega a estos señores como presidentes, ¿qué podemos hacer? Yo no soy parte de la mojigatería ni de los alienados que dicen que si estos candidatos ganan se van del país. ¿En verdad se van a ir? Pues felicidades si es así. Yo no tengo ni para irme a Chimbote, jajaja, así que nada, me tocará quedarme aquí, o a lo mejor irme después, o casi seguro continuar con mis planes (que son los tuyos, ya tú sabes).

Pues bien, este domingo domingo domingo será el momento de la verdad. Y tranquilos muchachos, no se olviden que Dios es peruano 🙂